Descubriendo la Antigua ciudad amurallada de Elche

Como ya os contamos en un post anterior, una de las cosas que nos encantó del fin de semana turístico que pasamos en Elche era el haber hecho un tour con un guía turístico. Gracias a ello pudimos conocer más de lleno la cultura e historia de la ciudad amurallada de Elche. Hoy os detallo un poco cuál fue nuestro recorrido. ¿Conoceréis todos los rincones? ¡Descubridlo!

Recorriendo la Antigua ciudad árabe

El Palmeral de Elche

La ruta por la ciudad amurallada de Elche comienza en uno de los puntos más importantes, el Palmeral. Aunque no se recorran varios huertos ni las palmeras más significativas durante la visita, sí que se aprende el porqué se creó este bosque de palmeras urbano y lo importante que fue para el desarrollo de la agricultura en Elche. Seguro que conocéis mucho sobre el Palmeral, pero si os interesa descubrirlo con algunos consejitos, os dejo el artículo que escribí con una mini guía para visitar el Palmeral.

Palmeral de Elche

Palacio de Altamira

Siguiendo la ruta guiada, llegamos hasta el Palacio de Altamira. Un edificio emblemático de Elche que fue construido en varias fases a la ribera del río Vinalopó. Justo ahí había una antigua puerta que daba acceso a la ciudad desde el río (no se ha conservado).

Como curiosidad, decir que este palacio ha tenido usos muy diversos a lo largo de la historia, desde casa señorial hasta prisión.

Castillo de Altamira, Elche

Calle Mayor de la Vila de Elche

En la época en la que la ciudad estaba amurallada, había una calle principal que unía dos puertas de entrada: La puerta del Palacio, anteriormente citada, y la puerta donde actualmente está el Ayuntamiento de Elche.

Esta calle era la única que tenía la suficiente anchura como para que cupieran dos carros al mismo tiempo. El resto de calles eran mucho más estrechas y desembocaban en diferentes plazas.

En la actualidad, esta calle es de suma importancia culturalmente porque allí se encuentran los edificios más antiguos de la ciudad, que datan del siglo XV. Como la Ermita de San Sebastián y el Hospital de la Caridad. Actualmente, estos edificios están estrechamente ligados a  todo lo que rodea el Misteri d’Elx.

Baños árabes de Elche

En la antigua ciudad habían dos baños árabes. Uno dentro de la muralla (que son los que se ven con la ruta guiada), y otros fuera (muy bien conservados y se pueden visitar).

El motivo de que hubieran dos conjuntos termales era claramente por temas de higiene. El de dentro de la ciudad amurallada de Elche estaba pensado para el uso de su población, y los baños de fuera para la gente que estaba de paso, como los comerciantes.

Puerta de Guardamar

Una de las cosas que nosotros no conocíamos de la historia de Elche era el entorno a la puerta que se encuentra en el actual ayuntamiento. A dicha puerta la llamaban “Guardamar” porque por ahí entraba toda la mercancía proveniente del comercio marítimo y la pesca. De hecho, parte de lo que ahora es el Ayuntamiento, antes era la lonja de la ciudad.

La Plaza de Santa Isabel

En esta zona era donde se concentraba el poder político (casa del gobernador) y el poder religioso (mezquita mayor) en la época musulmana.

Por desgracia, de esto no queda nada visible ya que la mezquita estaba donde se encuentra actualmente la Basílica de Santa María. Las ruinas de la casa del Gobernador están en muy mal estado y se encuentran sepultadas para protegerlas.

Torre de la Calahorra

Esta torre defensiva se construyó para proteger la ciudad musulmana. Era el doble de alta de lo que es ahora y daba lugar a otra puerta de la ciudad: la puerta Lucentina (unía con el camino hacia Alicante).

La torre, junto con la muralla, creaba una especie de pasadizo con un sistema de doble puerta que dejaba solo un pasillo estrecho para obligar a la gente a pasar de uno en uno. En el futuro pasó a ser casa señorial e incluso sede de la logia masónica que había en Elche. Es un sitio muy curioso para visitar, ya que destacan sus paredes pintadas y la azotea desde donde hay buenas vistas.

Basílica de Santa María

Por último, la visita finaliza en la Basílica de Santa María, que data del siglo XVII. En comparación con otros templos, la basílica de Elche se diferencia por ser la única donde se realizan representaciones teatrales en su interior. Y es que, el segundo Patrimonio de la Humanidad que se le reconoció a Elche fue el Misteri d’Elx. Un musical medieval que cuenta un misterio de la fe entorno a la Virgen María. Por ello, cuando se construyó el templo ya se hizo adaptándolo a las necesidades de dicha representación, haciendo más bien un “teatro cristiano”.

Esperamos que os haya gustado el resumen de lo que podéis encontrar visitando la Vila Murada de Elche. Y por supuesto, si hacéis el tour con el guía turístico (Oficina de Turismo) os enterareis de muchas más cosas que a mí se me han quedado en el tintero.

¿Os ha parecido interesante el post? Si conocéis más secretos o historias de Elche, contádnoslo en los comentarios de aquí abajo. ¡Nos encantará leeros!

#DescubreAlicante

Esta entrada fue publicada en Turismo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *